sábado, 24 de enero de 2015

Investigador argentino sobre el fiscal Nisman: “Iba a la embajada de Estados Unidos y le decían que había que acusar a Irán"

        



Santiago O'Donnell, el periodista que analizó los cables de la diplomacia estadounidense desclasificados por el sitio Wikileaks vinculados con la Argentina, aseguró hoy que los documentos secretos "muestran que el fiscal Alberto Nisman iba a la embajada de los Estados Unidos y le decían que había que acusar a Irán" en la investigación del atentado a la AMIA.
"Los cables demuestran que no actuó con independencia de la Embajada de Estados Unidos", sostuvo el autor de "Argenleaks" y "Politleaks" donde publicó, entre otros, los cables referidos a la investigación llevada adelante por Nisman y a su relación con la embajada norteamericana.

"Anticipaba a la Embajada lo que iba a hacer y la Embajada le decía lo que tenía que hacer", afirmó el periodista en declaraciones a radio América, al agregar que (a Nisman) le decían que no podía investigar la pista siria ni la conexión local porque eso iba a distraer, y daba como culpables a los iraníes".

Como anécdota, relató que "en una oportunidad Nisman olvidó avisar que pensaba pedir la detención del ex presidente Carlos Menem y que por ese olvido lo retaron muchísimo", al punto que en tres cables el fiscal "pide perdón y promete que no lo va a volver a hacer".

El periodista precisó que luego de publicar "Argenleaks", fue citado por el fiscal Nisman quien le reconoció que la información que recibía provenía de Jaime Stiusso, quien fuera director general de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia, removido de su cargo en diciembre pasado.

"Me decía que toda la información se la pasaba Stiusso porque era el que tenía contacto con los servicios secretos de Estados Unidos y de Israel", contó O'Donnell al referise a la CIA y al Mossad y agregó: "decía que Stiusso le traía la información en crudo y él veía lo que podía corroborar".

Los cables, que se pueden consultar en el sitio cablegatesearch.net, fueron reconocidos por el gobierno de los Estados Unidos, aunque, dijo O'Donnell, "el único en el mundo que los desmintió fue Sergio Massa (candidato a presidente del Frente Renovador).

"Nunca nadie los desmintió porque son documentos oficiales que hasta la propia embajadora en Argentina en ese momento, Vilma Martínez los reconoció, hasta Hillary Clinton (ex secretaria de Estado) tuvo que pedir perdón por las cosas que decía a los gobiernos", afirmó O'Donnell.


La muerte del fiscal Nisman: ¿dónde está Stiuso?


El Gobierno, familiares de las víctimas de la AMIA, la última persona que lo vio con vida al fiscal y los medios hablan de él. ¿Stiuso no es el hombre a indagar por la justicia?


La figura de Antonio Horacio Stiles (Jaime Stiuso), el ex director de Contrainteligencia de la Secretaría de Inteligencia, la ex SIDE, acompañó como un "fantasma" la labor de Alberto Nisman en la causa AMIA. Fue el número tres de la Secretaría de Inteligencia y trabajó codo a codo con el fiscal recientemente fallecido. La pregunta que nos hacemos todos es dónde está Stiuso.


Stiuso estuvo más de 40 años al frente de la Secretaría de Inteligencia. Tiene alrededor de 60 años y varios vínculos en la CIA y el Mossad. Según cuentan fuentes cercanas al Gobierno, Stiuso ha recabado carpetas, imágenes e información sobre todos los que asoman la cabeza en la vida política argentina. No hay muchas fotos de Stiuso salvo la que publicó el ex ministro de Justicia Gustavo Beliz hace años. "Es quien maneja el poder real", se quejó aquella noche el funcionario. El episodio lo obligó a dejar el cargo y emigrar a Estados Unidos. Stiuso también lo demandó ante la Justicia.


Además de pinchar teléfonos y computadoras, según cuentan fuentes cercanas al Gobierno, Stiuso se involucró de lleno en la investigación por el atentado a la AMIA, de la mano de la CIA y el Mossad.


El último hombre que vio con vida a Alberto Nisman, Diego Lagomarsino, un especialista en informática que trabajó con el fiscal especial de la causa AMIA dijo que "el día anterior lo había llamado Stiuso".


Lagomarsino relató a través de una jueza que el día anterior lo había llamado Stiuso y le dijo que se cuidara de la custodia y que, además, tuviera precaución con la seguridad de sus hijas.


El periodista autor de los libros "Argenleaks" y "Politileaks", Santiago O'Donnell afirmó: "Nisman me dijo que toda la información se la da Stiuso que es el enlace con la CIA y el Mossad".


"La separación de Stiuso de la Secretaría de Inteligencia, el pedido de indagatoria de la Presidente que hizo Nisman y que haya aparecido muerto son tres hechos íntimamente relacionados. No tengo la menor duda", afirmó el ex secretario del ex juez Juan José Galeano, Claudio Lifschitz.


El Gobierno nacional afirmó que Stiuso engañó a Nisman con datos falsos en la causa AMIA y sobre la denuncia poco seria contra la presidente Cristina Fernández de Kirchner.


El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, dijo que en la denuncia de Nisman contra el Gobierno "no hay una sola cosa que tenga asidero". Y aseguró: "Stiuso fue el que le vendió, entre comillas, esta relación que no existió nunca".

 
Antonio "Jaime" Stiuso era uno de los más poderosos agentes de la ex SIDE y hombre clave en la investigación del atentado a la AMIA y fue desplazado por la Presidente días antes de la muerte de Nisman.

 
El Gobierno, familiares de las víctimas de la AMIA y de Nisman, la última persona que lo vio con vida al fiscal y los medios de comunicación hablan de él. La pregunta que me hago es por qué todavía no se lo está buscando para que cuente su verdad.


¿Stiuso no es el hombre a indagar por la justicia?


El último hombre que vio con vida a Alberto Nisman, Diego Lagomarsino, un especialista en informática que trabajó con el fiscal especial de la causa AMIA dijo que "el día anterior lo había llamado Stiuso".


El técnico informático relató a través de una jueza su versión de los hechos al diario Página 12: "No soy un agente de Inteligencia, no tengo nada que ver ni jamás conocí a Jaime Stiuso".


Nisman le pidió la pistola prestada: "Me dijo que era por seguridad. Que el día anterior lo había llamado Stiuso y le dijo que se cuidara de la custodia y que, además, tuviera precaución con la seguridad de sus hijas".


Lagomarsino reflexiona sobre lo sucedido y dice que siente culpa porque en ese momento no se le ocurrió pensar que no debió prestarle una pistola a alguien en esa situación de presión.


Por su parte la jueza que hizo de nexo entre el técnico informático y el diario opinó: "Es un pibe joven, casado y con hijas chicas. Tiene mucho trabajo: le decimos 'Cerebrito', porque arregla todos los problemas en las computadoras. Yo le creo".


Stiuso, el "agente fantasma" que acompañó al fiscal Nisman en la investigación del caso AMIA


Antonio Stiusso, el ex director de Contrainteligencia de la Secretaría de Inteligencia, la ex SIDE, acompañó como un "fantasma" la labor de Alberto Nisman en la causa AMIA.


Esa compañía le permitió al fiscal presentar extensos escritos, pero también constituyó su principal talón de Aquiles, porque no todo material de Inteligencia tiene validez probatoria en un proceso judicial.


Algunos observadores consideran que la SIDE, que debería haber funcionado como auxiliar de la Justicia para investigar el peor atentado de la historia argentina, se convirtió, en los hechos, en el conductor de la pesquisa de la Unidad Fiscal AMIA, a cuyo frente Néstor Kirchner había nombrado a Nisman en 2004.


"Pibe, vas a trabajar con éste", le dijo Néstor  Kirchner señalando a Stiusso, el superagente que ingresó en la central de Inteligencia antes de la dictadura para ascender durante los distintos gobiernos hasta convertirse en el hombre más poderoso de la SIDE, el conocedor de los secretos de gobernantes, jueces, empresarios y periodistas. Suele repetirse que esos secretos y sus respaldos fílmicos o documentales explicaban su imbatible permanencia.


Al igual que a Nisman, la causa AMIA catapultó a Stiusso a la fama, y al igual que a Nisman, luego ocasionó o contribuyó a su caída. La causa le proporcionó al espía más y mejores contactos con el FBI, la CIA, el Mossad israelí y los servicios alemanes.


Los WikiLeaks prueban que la línea de investigación promovida por Washington por medio de su embajada en Buenos Aires consistía en culpar a Irán. Era la línea que llevó adelante Stiusso y, por lo tanto, Nisman. Algunos cables de la embajada muestran al fiscal en una actitud de acatamiento a la voluntad de los norteamericanos.


El acuerdo firmado por el Gobierno con Irán representó un golpe para Stiusso y Nisman porque puso en duda lo actuado en la causa hasta entonces. Luego, el asesinato a manos de policías bonaerenses del agente Pedro Tomás "Lauchón" Viale, hombre de la máxima confianza de Stiusso, lo dejó herido. Al mismo tiempo, su enfrentamiento con Fernando Pocino, director de Reunión Interior y quizás el único jefe de la ex SIDE en el que confiaba Cristian Kirchner, parecía inclinarse en favor de Pocino. Finalmente, una inaudita entrevista que Stiusso concedió a Perfil marcó el punto final de su larga trayectoria en la secretaría, pero seguramente no en el mundo de la Inteligencia.


Cuando Cristina removió la cúpula de la ex SIDE, los observadores tildaron de cosmético el cambio si Stiusso seguía allí. Poco después fue removido. De ahí que algunos especulan que podría estar detrás de la grave acusación de Nisman a Cristina Kirchner.


También Nisman sabía que su suerte como fiscal de la causa AMIA llegaba a su fin sin el respaldo de Stiusso y con Juan Martín Mena como segundo de Oscar Parrilli en la ex SIDE. Mena es considerado un promotor del acuerdo con Irán. Tal vez por esa razón el fiscal apuró la denuncia basada en escuchas telefónicas, pero pronto comprobó que no recibía respaldo judicial ni el apoyo de la AMIA y la DAIA, y que el ex jefe de Interpol lo desmentía.
 

No hay comentarios:

Datos personales

Escritora ultimahorajihad@gamail.com