miércoles, 4 de junio de 2014

“La marea humana de votantes sirios en Beirut ha roto las ilusiones de muchos”



Lo que ha pasado en el Líbano explica bien la razón por la que los “Amigos de Siria” han prohibido a los sirios que residen en sus países votar en las elecciones presidenciales. Desde el inicio de la crisis, las potencias occidentales y las monarquías absolutistas árabes han tratado de ocultar el hecho de que el presidente sirio dispone de una gran popularidad entre la mayor parte de la población de Siria. Ésta fue un argumento constante en su estrategia. Sin embargo, ella se ha visto seriamente dañada por las escenas que se desarrollaron en Beirut el miércoles.

En efecto, Beirut fue ese día escenario de una marcha masiva de refugiados sirios hacia la Embajada de Siria sita en Yarzé, al sureste de la capital. La mayor parte de las arterias que conducen a la misma estaban repletas de vehículos privados, de transportes públicos y de sirios que caminaban. Todo el mundo quedó desbordado: los medios, los propios libaneses, que no pudieron llegar a sus lugares de trabajo, y las fuerzas de seguridad.

El propio embajador sirio acudió a pedir calma a los refugiados que se agolpaban a las puertas de la embajada.

Escrutinio prorrogado

La afluencia fue tan masiva que el escrutinio se prolongó al día siguiente, jueves, hasta la medianoche. Todo el mundo habló de “un verdadero tsunami”, titular que apareció en numerosos medios libaneses y regionales.

“Siria ha votado por su presidente en el Líbano”, dijo el periódico libanés As Safir, en una alusión implícita al desacuerdo que existe entre los libaneses a propósito de la elección de su presidente.


“100.000 han votado en Yarzé, la imagen desconocida de los sirios en el Líbano”, tituló el periódico Al Akhbar. “Nadie en el Líbano esperaba este movimiento de masas. Ni el campo del 8 de Marzo ni el del 14 de Marzo.”

Los miembros del 14 de Marzo, de tendencia pro-occidental y pro-saudí, fueron los primeros en mostrar su decepción. Ellos han pedido la expulsión de los sirios partidarios del gobierno del Líbano. La irritación del 14 de Marzo proviene de su falsa creencia de que los sirios refugiados en el Líbano eran hostiles al ejecutivo de Bashar al Assad.

Un diputado de la Corriente del Futuro, liderada por Saad Hariri, que pidió el anonimato dijo al sitio libanés el-nashra que no esperaba contemplar lo que había visto y reconoció que su equipo político había recibido una “bofetada”. Él añadió que el gobierno sirio había podido mostrar una escena que le sería muy favorable fuera de sus fronteras.

El responsable del Futuro no quiso mencionar los esfuerzos realizados por su campo y por los opositores sirios para disuadir a los refugiados sirios de participar en las elecciones, y que se han saldado con un obvio fracaso.

Damasco también sorprendido

Interrogado, por su parte, sobre la demanda del 14 de Marzo de expulsar a los sirios pro-gubernamentales del Líbano, el embajador sirio Ali Abdel Karim Ali dijo percibir “una gran confusión en el campo del 14 de Marzo debido a sus falsas evaluaciones”.

Él dijo estar sorprendido por la amplitud de la participación de los refugiados sirios en las elecciones: “Nosotros nos esperábamos una buena participación en las elecciones sirias en el Líbano, pero no de esta magnitud”, afirmó. Casi 125.000 sirios se inscribieron para votar desde principios de mayo, pero la embajada contaba con la participación de unos 40.000 y dedicó a 35 funcionarios a la tarea de dirigir la votación del miércoles.

Las últimas cifras hablan de unos 100.000 votantes. Muchos sirios llegaron al recinto pero no pudieron participar debido a la avalancha de electores y al desbordamiento de los funcionarios de la embajada y dieron la vuelta.

“Esto es un adiós al complot contra Siria y una declaración de la victoria de Siria. Es una respuesta al proyecto liderado por EEUU para destruir Siria”, dijo Ali, según al-nashra.

Raqqa más bella que Beirut

El corresponsal del periódico libanés Al Akhbar contó la historia de un joven sirio de 20 años originario de Raqqa, la provincia controlada por el Estado Islámico en Iraq y Siria (EIIS). Él dijo que había votado por Assad y explicó su postura: “En el tiempo de Assad y antes de la rebelión, Raqqa era más bella que Beirut”.

Otro sirio originario de Deraa, en el sur de Siria, dijo: “Yo voy a votar por Assad. Él es el jefe del Ejército y el Ejército me da a devolver a Deraa. Yo no he venido al Líbano por mi propia voluntad”.

Una siria de entre las varias decenas llegadas a bordo de un camión respondió al corresponsal de la agencia Asia News: “Nosotros abandonamos nuestro país en contra de nuestra voluntad... Yo quiero votar por nuestro presidente. Nosotros no comprendimos la seguridad que él nos proporcionaba hasta que nuestras casas fueron destruidas por aquellos que dicen que quieren la libertad”.

8 de Marzo: las ilusiones de algunos se han venido abajo

Explicando las causas del efecto sorpresa de esta participación, una fuente próxima al 8 de Marzo dijo al diario Al Akhbar que: “Los medios habían afirmado que los trabajadores y refugiados sirios eran opositores al gobierno, lo que no es cierto. Entre los refugiados hay partidarios y opositores”, señaló.

La fuente señaló que la actitud de los refugiados ha cambiado mucho en este último año. Entre las razones, destaca “los éxitos conseguidos por el Ejército sirio y el hecho de que la oposición siria haya revelado su verdadero rostro ante los sirios”.

“Lo que ha ocurrido ha roto las ilusiones de muchos de transformar a los refugiados sirios en el Líbano en una carta de presión sobre la Resistencia en el futuro”, añadió.

Source: Diverso

No hay comentarios:

Datos personales

Escritora ultimahorajihad@gamail.com